sábado, 28 de octubre de 2017

Serrat: "Trato de entender lo que pasa pero me domina un sentimiento de abatimiento"

El cantautor catalán ha participado en una mesa redonda sobre la música y la Transición en el II Congreso José Antonio Labordeta, que se desarrolla en Zaragoza

De izquierda a derecha, Joaquín Carbonell, Joan Manuel Serrat, Marina Rosell, Juana de Grandes (viuda de José Antonio Labordeta), Victor Manuel, Luis Pastor y el moderador y periodista Antonio Gómez / 
Las últimas horas de la política española, la declaración de independencia en el Parlament catalán y el apoyo en el Senado al gobierno para la aplicación de las medidas del artículo 155 se han colado, como era de esperar, en el ambiente que se respiraba en la Sala Goya de las Cortes de Aragón durante la sesión del viernes por la tarde del II Congreso José Antonio Labordeta, que abordaba la relación de la música y los cantautores con la Transición, y que comenzaba antes de que se conocieran las decisiones tomadas en el Consejo de Ministros extraordinario. Entre los invitados a la mesa redondaJoan Manuel Serrat, que ha atendido previamente a los medios de comunicación. "Trato de entender lo que va pasando pero el sentimiento que me domina es un sentimiento de plomo, de abatimiento", ha dicho.
Preguntado sobre la aplicación del artículo 155 (previamente a la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy), Serrat ha afirmado que "sería deseable que no se aplicara ningún artículo que, de alguna manera, diera marcha atrás con lo que Cataluña y su gente, mayoritariamente, no unos cuantos, ha tenido que pelear por avanzar" y se ha mostrado muy crítico, al señalar que "sería deseable que los acentos se moderaran, que la dureza que hoy escuché en el discurso del presidente y de la bancada popular (del Senado) no fuera aplaudir todo lo duro sino que el camino que deberíamos emprender es todos juntos; no solo el blanco o el negro, sino el mundo de grises que somos todos". 

Tras los últimos acontecimientos, ha sido claro: "Me siento lo que me he sentido toda mi vida, un ciudadano de mi país, una persona que ha crecido con sus amigos, que he peleado toda mi vida buscando un país de libertades, donde la justicia socialavanzara y esto no está limitado por fronteras". 

Ponerse en el lugar del otro

Otros invitados también se han pronunciado antes del encuentro con los asistentes al Congreso, como Víctor Manuel, que considera que "es difícil ver una salida y me gustaría tener una varita mágica para esos catalanes que piensan que los catalanes no les quieren y hacerles ver que es mentira". Pedía a los políticos "menos sobreactuación y más ponerse en el lugar del otro, y tratar de comprenderlo y respetar la ley".
Comparaba este marco actual con la Transición, donde "había mucho miedo, cosa que ahora no hay". Entonces, "todos estábamos acojonados; los políticos, los que más", ha recordado. Los políticos "querían, de alguna manera, tener una especie depegamento que nos juntara a todos, aunque fue provisionalmente pero esaprovisionalidad ha alcanzado 40 años" por lo que "no debía estar tan mal". 

"Se están alimentando los extremos"

El cantautor cacereño Luis Pastor bromeaba: "Me queda Portugal". Ya en tono serio señalaba que "se están alimentando los extremos y yo, que no creo en las banderas, la utilización que se está haciendo no lleva a ningún lado". Para él, "laclase dirigente no ha sabido hacer política, no han sabido estar a la altura de lo que exige este siglo XXI, de los que exige el futuro, nuestros hijos y nietos; no vale crearbarreras y volver a unas trincheras". 

jueves, 19 de octubre de 2017